El Negro Aquilino

 

Aquilino Calzada González, el Negro Aquilino o el saxofón humano como le conoce la historia de la música,  nace en Guantánamo Cuna en 1910. Cuentan de él que era un saxofonista excepcional.

Foto de Aquilino en 1935

Con su orquesta visitó España en la década de los 30. El ABC da noticia de su actuación. Y de su paso por el Circo Price de Madrid habló así “El Heraldo” de Madrid:

Aquilino: el saxofón flamenco, el negro de alma gitana, el creador y el único. Con su formidable espectáculo original moderno, internacional y castizo debuta en este circo […], dentro del más interesante programa de circo […].

Después de recorrer triunfalmente todas las plazas de toros de España en un espectáculo tan artístico como interesante, y una vez a punto de terminar la temporada taurina, debutó anoche en Price esta notable agrupación musical, integrada por profesores de color, bajo la dirección del ya popularísimo Negro Aquilino ha acaparado todos los éxitos del año en una turné brillante, pródiga de triunfos económicos y artísticos.

Pocos son los públicos de España que no le conocen y no la han aplaudido […]. La banda de “Estrellas Negras”, compuesta por un cuadro de profesores excelentes, bajo la dirección del Negro Aquilino, ejecutó un concierto interesantísimo de música española y americana, que fue muy aplaudida […].

Pero donde se desbordó el entusiasmo del público fue en la intervención del Negro Aquilino, con su ya célebre saxofón flamenco. Y, en efecto, el maravilloso saxofón de Aquilino matiza todo el “cante jondo” con el más depurado estilo. Es a ratos Marchena y Angelillo y Vallejo, en la interpretación del fandanguillo, milonga y malagueña. Aquilino paseó en triunfo anoche por la pista del Circo entre clamorosas ovaciones.

 

Aquilino en el Teatro Pavón (1932)

En España, también se presentó como solista en el teatro Unión Jaquesa, de Huesca, acompañado por el saxofonista español Fernando Vilches y el compositor y pianista Luis Aranque Sancho  (1914-1971). De este músico también resulta interesante su relación con los temas de raíz afrohispana. Su primera composición fue un pasodoble titulado Ballesteros, dedicado al torero de la tierra; le siguieron el tango Desolación, y una java, La Midinette, bailables de gran aceptación entre músicos y público. Después dio a la luz tres nuevos pasodobles, Ópera flamenca, La primera estrella negra y ¡Mardita zea tu estampa! con el mismo éxito que los anteriores. Particularmente el primero, con un atractivo solo instrumental, fue durante muchos años una pieza muy escuchada en bailes y emisoras de radio, sobre todo cuando fue grabada en disco por el popular saxofonista El Negro Aquilino.

En los años treinta del siglo pasado El Negro Aquilino por fandangos, aquí con Manolo de Badajoz.

Discos de Aquilino, deleite de coleccionistas

BIBLIOGRAFÍA y FUENTES

  • Cristóbal Díaz Ayala. Cuando salí de La Habana 1898- 1997: cien años de música cubana por el mundo. Puerto Rico, Fundación Musicalia, 1998.
  • Victoria Eli y María de los Ángeles Alfonso. La música entre Cuba y España [Tradición e innovación]. Madrid, Fundación Autor, 1999.
  • «Presentación de las Estrellas Negras». El Heraldo (Madrid), 11 de octubre de 1932.
  • Diccionario Enciclopédico de la Música en Cuba. Instituto Cubano del Libro. Editorial Letras Cubanas, 2009.
  • Foros de internet

En Sevilla en el 33

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s